Entre dos mundos

Fernando Huici, El País, Babelia, 2007

…El componente distanciador que incorporan tanto la gélida plancha de aluminio como la dicción geométrica desplegada en su tratamiento, distan mucho de ser ajenas a la trayectoria de este artista, pues nos remontan a sus tempranas raíces constructivistas y cinéticas. Tan sólo que ahora las dos almas propias del hacer de Moya, esa primera más analítica y la ulterior y cercana de pulsión visceral, se alían estratégicamente para dar cauce a la edificación metafórica de dos derivas continentales enfrentadas a una y otra orilla de la herida abisal del Estrecho. Una figura que inscribe en el lenguaje mismo de la obra esas dos patrias sobre las que ha acabado escenificando Moya su condición fronteriza: la europea de origen y la africana de elección, asociada a su estudio de Asilah (Marruecos), donde trabaja una buena parte del año.